capuletoEditado por la Fundación Museo Casa Ibáñez como complemento del proyecto expositivo ‘Capuleto. Vivir la pintura’ que entre octubre de 2014 y marzo de 2015 pudo disfrutarse en Almería, Melilla y Roquetas de Mar, en esta publicación han colaborado la Diputación de Almería, la Consejería de Cultura de Melilla, los ayuntamientos de Almería y Roquetas de Mar, y la empresa Cosentino.

Libro de cuidado diseño, a lo largo de sus más de 230 páginas el lector tendrá oportunidad de acercarse a la biografía y producción artística de uno de los pintores almerienses más interesantes del siglo XX: Capuleto. Todo ello a través de los diversos capítulos en los que se ha estructurado el resultado final de la investigación y trabajo de campo dedicado a compilar el mayor número de obras de Capuleto posible.

Bajo el título “Vivir la pintura. Francisco Capuleto (1928-2009)” han quedado resumidos los apuntes biográficos que permitirán al lector acercarse a los principales hitos de la vida y carrera profesional del artista indaliano. Así, a lo largo de un eje cronológico, se irán desgranando los inicios de Capuleto en la pintura; su aportación al Movimiento Indaliano; su primera exposición individual en Almería en 1948; los años juveniles vividos en Madrid, y sus vínculos con Eugenio D’Ors y el arte madrileño de los años cuarenta del siglo pasado; su participación en exposiciones de ámbito internacional, como el Salón de Artistas Ibéricos (1950), la I Bienal Hispanoamericana de Arte (1951), la I Bienal de Arte Mediterráneo celebrada en Alejandría (1955) o la IV Bienal de Sao Paulo (1957); su estancia, entre 1958 y 1964, en Colombia y Venezuela; su regreso a Almería y las individuales organizadas en la ciudad en 1975 y 1995; o su continua participación en exposiciones colectivas. Un completo recorrido biográfico salpicado por extractos de textos y críticas publicadas en la prensa contemporánea y por las propias palabras del artista, entresacadas de las diferentes entrevistas concedidas a lo largo del tiempo.

Tras los apuntes biográficos el lector tendrá acceso al catálogo de la obra de Capuleto. Una recopilación de casi toda la producción del pintor almeriense que ha quedado distribuido en tres grandes bloques: “Obra completa (1937-2007)”, ciento cincuenta páginas en las que han quedado compiladas un total de 277 obras con su correspondiente ficha técnica e imagen; “Apéndice I. Obras en paradero desconocido documentadas sin imágenes”, en el que han quedado listadas 98 obras de Capuleto citadas en las diversas fuentes documentales utilizadas por el autor durante el proceso de investigación; y “Apéndice II. Libreta de apuntes [1982-1983]”, un pequeño capítulo en el que el lector podrá disfrutar de veinte apuntes realizados por Capuleto como notas para futuras obras, unos dibujos a bolígrafo de trazo rápido y seguro nunca antes publicados y cedidas por la viuda e hijos del artista para la ocasión.

Como final del libro se incluye el listado de “Bibliografía y fuentes de información” consultadas para el estudio del hombre y el artista. Más de doscientas cincuenta referencias que dan medida de la importancia de Capuleto y sus vínculos con el arte contemporáneo almeriense y nacional.