CARTEL EXPO

Desde el pasado día 2 de septiembre, y hasta el 17 de este mismo mes, todos los melillenses tendrán la oportunidad de disfrutar, en la sala de exposiciones del Real Club Marítimo de Melilla, de una selección de veintiséis obras pertenecientes a la serie ‘Minotauromaquia’ de Andrés García Ibáñez. Una muestra que ha llegado hasta la Ciudad Autónoma gracias al convenio de colaboración establecido entre la Consejería de Cultura de Melilla y la Fundación Museo Casa Ibáñez.

DIPTICO MINOTAUROMAQUIA

UNA MODERNA FÁBULA VISUAL

Pintor realista de prolífica producción, con la que ha logrado el respeto de la profesión y el prestigio internacional, Andrés García Ibáñez (Olula del Río, 1971) presenta al espectador en la ‘Minotauromaquia’ su particular interpretación del mito clásico de Teseo y el Minotauro. Un relato ancestral a través del cual asistimos a la sempiterna lucha entre el bien y el mal, el raciocinio y las pasiones, a través del enfrentamiento entre el héroe y el monstruo.

Pero en esta relectura contemporánea del relato griego protagonizado por Teseo, Ariadna y el Minotauro, en la que el almeriense se muestra influenciado por las diversas suertes de la tauromaquia, el mito romántico del torero (y el enfrentamiento ancestral entre hombre y toro), la obra de Zuloaga y Picasso, y la música de Bizet y Falla, nada, ni nadie, es lo que parece… como cabe esperar en un artista que cuando se acerca al mito nunca lo hace desde un punto de vista literal, sino extrayendo de aquél propuestas desacralizadas trasladables a nuestra contemporaneidad.

Así, esta serie ha permitido a García Ibáñez crear una moderna fábula visual, de inesperado final, sobre el amor, la muerte y las pasiones humanas desbocadas. Un relato que se irá desarrollando a lo largo de diferentes cuadros en los que el artista, siempre con el laberinto como fondo y trasfondo ideológico –por lo que éste tiene de interrelación con el hombre contemporáneo y los problemas que lo asaltan–, va escenificando, como si de una secuencia cinematográfica se tratase, las relaciones existentes entre los protagonistas del mito reinventado (Teseo, aquí transformado en un aguerrido torero; Ariadna, convertida en una sensual doncella capaz de despertar los instintos básicos de cualquier ser; y el Minotauro, aquí, como en la fábula de Borges, más humano que bestia) y cómo todos sus encuentros y desencuentros siempre estarán presididos por el enfrentamiento entre la parte racional del hombre y la parte más instintiva del ser humano; la pugna entre los sentimientos y las pasiones. Una lucha que, como no podía ser de otra manera, derivará –por los excesos– en desenlace fatal: la derrota de la parte animal del hombre y la muerte de aquellos protagonistas que se dejaron llevar por las bajas pasiones y los instintos primarios.

Juan Manuel Martín Robles (comisario de la exposición)

 

SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC

 

 

La exposición en la prensa melillense:

La visión de García Ibáñez del mito del minotauro, en el Club Marítimo (El Faro Digital)

Cultura inaugura hoy la exposición Minotauromaquia, de Andrés García Ibáñez (El Telegrama)

Minotauromaquia, la reinterpretación del mito griego en un ‘laberinto de pasiones humanas’ (Melilla Hoy)

Cultura inaugura la exposición Minotauromaquia de Andrés García Ibáñez (MelillaMedia – audiovisual)