Carlos de Paz junto a Antonio Martínez Pascual, Andrés García Ibáñez y Santiago Alfonso

Carlos de Paz junto a Antonio Martínez Pascual, Andrés García Ibáñez y Santiago Alfonso

El pasado viernes, 16 de septiembre, se inauguró en el Museo Ibáñez de Olula del Río la exposición ‘Carlos de Paz. Vidas encontradas (cincuenta años aprendiendo a mirar)’. Una muestra formada por treinta imágenes en blanco y negro que permiten recorrer buena parte de la trayectoria profesional del fotógrafo afincado en Almería desde la década de 1990.

Capturas realizadas entre 1973 y 2016 en Almería, Madrid, París, Cuenca y Las Palmas de Gran Canaria que forman parte del proyecto expositivo con el que la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino ha querido, como indicó durante la inauguración Juan Manuel Martín Robles (comisario de la muestra y director de 001la Fundación), “rendir un merecido homenaje a un gran profesional de la fotografía y a un gran artista, al tiempo que recuperar para disfrute de todos una parte de la producción de Carlos de Paz que durante décadas ha permanecido a la sombra de otras facetas profesionales: la de su fotografía humanista. Una fotografía en la que el ser humano tendrá un protagonismo esencial, como antes lo tuvo en la obra de algunos de aquellos grandes maestros de la Historia de la Fotografía que han hecho de la captura del momento exacto, de la importancia de mirar la vida con atención, característica inequívoca de sus carreras”.

004Acompañado por Antonio Martínez Pascual (alcalde de Olula del Río), Andrés García Ibáñez (presidente de la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino), Santiago Alfonso (responsable de marketing de la empresa Cosentino y patrono de la Fundación) y Martín Robles, Carlos de Paz expuso al numeroso público asistente a la inauguración (entre el que se encontraban personajes de la cultura almeriense como Carlos Pérez Siquier, Pepe Bernal, Odu Carmona o Indalecio Pérez Entrena) tanto lo difícil que había sido llegar hasta la selección final de las fotografías que 002forman el corpus de 113 imágenes de ‘Vidas encontradas’, “una selección llevada a cabo entre más de 5000 negativos que me han llevado a recorrer, a través de imágenes, toda mi vida, desde mis inicios en Madrid hasta el presente”, como la importancia que para él tiene la fotografía humanística, “a la cual he dedicado desde mis inicios una atención continua”, y el concepto del ‘azar objetivo’, “aquel que me lleva a pasear por las calles sin más pretensión que captar el momento, la situación vivida, sin darle mayor importancia a la persona retratada. Captar momentos de la vida corriente, imprecisos y aparentemente anodinos, que puedan ir un poco más allá del documento gráfico de actualidad”.

Las ‘Vidas encontradas’ de Carlos de Paz podrán disfrutarse de forma gratuita en el Museo Ibáñez de Olula del Río hasta el 23 de octubre, en el horario habitual de la pinacoteca olulense.

 

CARLOS DE PAZ (MADRID, 1953)

img_0886Fotógrafo independiente residente en Almería desde el año 1992, tras sus primeros pasos en el taller de Juan Castuera (1921-1990), Carlos de Paz se inició en la fotografía profesional en 1977, colaborando como free-lance en revistas y publicaciones madrileñas.

img_0887Miembro fundador del Taller de fotografía creativa Aleph (1978-1983), en 1983 fue nombrado Director de Fotografía de la revista Teleradio, del Ente Público Radio Televisión Española.

Vinculado desde sus inicios hasta el año 2004 al mundo del periodismo gráfico, la img_0888publicidad y la moda, a lo largo de su dilatada carrera ha colaborado con numerosos organismos oficiales, como el Ballet Nacional de España (compañía de la que fue fotógrafo oficial durante varias temporadas), el Teatro de la Zarzuela, el Patronato de Turismo de Almería o la Dirección General de img_0889Instituciones del Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, e importantes agencias (Estudio fotográfico Antonio Romero de Madrid, Plataforma de Publicidad…) y editoriales, como Bauer, Hachette-Filippachi o Zeta. Trabajos que siempre alternó con su vocación experimental y su pasión por la fotografía de calle.

img_0883Al margen de las numerosas exposiciones colectivas en las que ha participado desde 1976 en Madrid, Almería o París, su obra se ha mostrado de forma individual en diversas ocasiones en galerías, espacios museísticos y salas de exposiciones oficiales desde 1977, como el Museo Arqueológico, la Escuela de img_0885Artes , el Museo Casa del Cine, el Centro Cultural de la Obra Social CajaGranada, el Centro Andaluz de Fotografía y la Sala Grafos en Almería, o las galerías Kodak, La Claqueta y Zoom 3 de Madrid.

 

A este grupo de exposiciones individuales se viene a sumar esta que ahora se muestra en la sala temporal de nuestro museo, tras su paso por la Sala de Exposiciones del Real Club Marítimo de Melilla y el Espacio 2 del Museo de Arte de Almería. Una antológica, conmemorativa de los cincuentas años como fotógrafo de Carlos de Paz, que resume una parte esencial de su trayectoria: la fotografía de corte humanístico y documental. Un resumen autobiográfico, recuerdos gráficos de los lugares habitados o vividos por el artista, a través de ciento trece imágenes en blanco y negro en las que el ser humano tendrá un protagonismo esencial. Unas instantáneas de impecable composición, capturadas entre 1965 y 2016, que, por su pureza y sinceridad, traen a nuestra mente la obra de algunos de aquellos grandes maestros de la Historia de la Fotografía que han hecho de la captura del momento exacto, de la importancia de mirar la vida con atención, característica inequívoca de sus carreras, como Cartier-Bresson o Pérez Siquier.

 Juan Manuel Martín Robles. Comisario del proyecto expositivo

cartel-expo-carlos-de-paz-olula-web